Por qué estudiar derecho

¿Te gustaría estudiar la carrera de Derecho? En este post, descubrimos por qué estudiar derecho es una gran apuesta de futuro.

Fecha Febrero
Área de conocimiento Derecho

Por qué estudiar Derecho es una de las grandes cuestiones que probablemente te estés planteando. La carrera de derecho es una de las interesantes opciones formativas que encontramos hoy en día para todos aquellos interesados en acceder a una profesión de gran demanda en la sociedad.

Estudiar derecho es, sin duda, la gran apuesta para todos aquellos interesados en contribuir a que se cumplan las leyes establecidas, y se “haga justicia”.

La carrera de derecho sigue siendo una de las que cuentan con más salidas profesionales. Y es que, en torno al ámbito del Derecho y la Abogacía, con frecuencia surgen numerosas vacantes en las empresas e instituciones, tanto en el sector público como en el privado.

Ser abogado implica contar con un perfil altamente cualificado para poder ejercer la Abogacía en diversos puestos y destinos profesionales. Es uno de los perfiles que siempre serán necesarios y continuarán teniendo gran demanda en la sociedad, tanto a nivel nacional como internacional.

Más tarde o más temprano, todos tendremos que recurrir a los servicios de un abogado para algún trámite. En las empresas, por ejemplo, son conscientes de la gran necesidad de estos perfiles, siendo frecuente que cuenten con especialistas en la Abogacía para poder hacer frente a los “temas legales” en los que pudieran estar involucradas.

¿Pensando en estudiar la carrera de derecho? Ante todo, has de saber que una vez te gradúes en Derecho, y obtengas el título habilitante para ejercer como abogado tras cursar el Máster de Acceso a la Abogacía, con el que por fin podrás ejercer la profesión que te apasiona; accederás a una profesión con multitud de salidas profesionales, de las que os dábamos debida cuenta anteriormente en nuestro blog.

En este post, te ayudamos a decantarte por esta carrera, ofreciendo las claves que hacen de esta profesión una gran apuesta de futuro. ¡Te las descubrimos!

Actualmente, es posible cursar el grado en derecho a distanciapresencial, y semipresencial. Hoy más que nunca, podemos adaptar nuestros estudios universitarios a nuestras necesidades reales, eligiendo la forma en la que vamos a estudiar la carrera. Por tanto, incluso podremos compatibilizar nuestros estudios con el trabajo, si estudiamos derecho a distancia.

¿Cuánto dura la carrera de derecho? 

La duración de esta titulación es de 4 años, en los que habrá que superar 240 ETCS (créditos: European Credit Transfer and Accumulation System) para obtener el título. Además, tras la carrera de Derecho, podemos estudiar el máster habilitante para el ejercicio de la Abogacía

Derecho es una carrera en la que hay que asimilar una gran carga teórica, entre leyes y más leyes, por lo que es difícil en cuanto a la capacidad que hay que tener para poder asimilar muchos conceptos y recordarlos al pie de la letra. No obstante, gracias a la parte práctica de la carrera, será más fácil apoyar la teoría y, lo que es más importante, recordarla en cada examen y en nuestro futuro como abogados.

¿Apuestas claramente por estudiar la carrera de Derecho? Además de saber que cursando esta carrera accederás a diversas salidas profesionales, has de saber que en el mundo del derecho encontramos multitud de ramas distintas (accede a este blog para descubrirlas), tanto si optamos por el Derecho Público (las ramas que regulan la actividad del Estado y las relaciones con los ciudadanos) o por el Derecho Privado (las que abordan los derechos y obligaciones de los individuos y sus relaciones).

Durante el grado en Derecho, se abordan las distintas ramas jurídicas que el estudiante debe conocer para ejercer la profesión: civil, administrativo, penal, mercantil, fiscal, comunitario o internacional, entre otras. Se adquieren, por tanto, los conocimientos básicos de cada una de las especialidades de esta carrera, que permite al alumno conocer la legislación y el funcionamiento del sistema judicial, a la vez que se hace una idea de cómo funciona un país, y logra familiarizarse con la resolución de las situaciones de conflicto que se dan en el día a día, sabiendo redactar y argumentar las exposiciones jurídicamente fundamentadas. En definitiva, adquiere las competencias básicas vitales para el ejercicio de la Abogacía.

Ahora bien, mientras se cursa el grado de Derecho, hay que ir pensando en cuál es esa especialidad con la que más nos identificamos y creemos que aportaremos lo mejor de nosotros a la sociedad, gracias a nuestra labor como juristas. Por ello, en los últimos cursos de esta titulación, hay que ir decantándose por una u otra rama del derecho, con las que nos hemos ido familiarizando durante la carrera, eligiendo esas asignaturas optativas que nos llaman especialmente la atención.

Es el primer paso para ir aproximándonos a ese perfil idóneo elegido como juristas, pero no es el único. Y es que, tras la obtención del título, tendremos al alcance de nuestra mano la gran posibilidad de avanzar y dar un salto cualitativo en nuestra carrera profesional, cursando un máster específico para especializarse en esa área del derecho que nos motiva especialmente.

¿La Abogacía es tu apuesta de futuro?