La importancia del dominio de las tecnologías educativas

La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la importancia del dominio de las tecnologías educativas por parte de los docentes para impartir las clases online. En este post nos centramos en las ventajas de su aplicación en el aula, ante el comienzo del nuevo curso académico marcado por la ratio de alumnos por clase y las medidas sanitarias de prevención frente a la COVID-19.

Fecha Septiembre
Área de conocimiento Educación

El escenario que estamos viviendo a consecuencia de la crisis de la COVID-19 nos ha llevado a una situación sin precedentes que está poniendo a prueba a todo el país. Adaptarse a la “nueva normalidad” no es tarea sencilla teniendo en cuenta que el virus continúa poniendo en jaque a nuestro país debido a los rebrotes.

Centrándonos en el ámbito educativo, el inicio de septiembre anuncia que está a la vuelta de la esquina el comienzo de un nuevo curso académico, en este caso el de 2020/2021. Pero quién nos iba a decir que este año iba a tener como telón de fondo la situación derivada a consecuencia del coronavirus, que se ha ido propagando por todo el mundo en este 2020.

Ante el comienzo del curso académico 2020/21, los centros educativos se preparan a contrarreloj para que dé comienzo un año en el que hay que extremar las medidas sanitarias preventivas y velar sin descanso por la seguridad de cada uno de los miembros que forman parte de la comunidad educativa: alumnos, profesores y resto de trabajadores del centro.

Cabe destacar que la experiencia sin precedentes vivida, marcada por el cierre de las aulas el pasado mes de marzo, ha puesto de manifiesto que un centro educativo ha de estar plenamente adaptado a las nuevas tecnologías y a impartir de forma eficaz la docencia haciendo uso de estos avances que la tecnología ofrece al docente para una educación plenamente adaptada al siglo XXI.

Tras el cierre de las aulas durante el segundo cuatrimestre del pasado curso académico, la docencia en todas las etapas educativas se impartió a distancia. Una prueba de fuego a la que se ha tenido que dar respuesta en cada uno de los centros educativos, y con la que se ha puesto de manifiesto que hay que estar preparados para poder impartir las horas lectivas en cualquier modalidad: presencial, online o semipresencial. Y es que, ante todo prima velar por la educación de calidad y por que ésta nunca pare.

La incertidumbre sobre este nuevo curso se cierne sobre centros educativos, profesores, padres y alumnos. Realmente nadie puede asegurar si el transcurso del mismo se desarrollará con plena normalidad o si, por contra, habrá que ir alternando modelos de docencia para el pleno desarrollo del curso.

Ante el comienzo de este curso sin precedentes, las comunidades autónomas se están preparando para tener listos sus centros educativos siguiendo las recomendaciones sanitarias y preventivas para que el desarrollo del curso esté marcado por la seguridad de todos.

Menos alumnos por clase, más profesores

De entre las medidas que se están adoptando en los centros de todas las etapas educativas, destaca la reducción de la ratio actual de alumnos por clase, a fin de respetar que siempre se mantenga la distancia de seguridad recomendada de metro y medio.

Menos alumnos por clase, supone contar con más profesores para impartir las clases. Por ello, según publica el diario El Confidencial, “las CCAA se lanzan a contratar a 40.000 docentes y auxiliares para salvar el curso”, siendo una “carrera a contrarreloj para crear nuevas aulas y cumplir las ratios de alumno por clase a escasos 15 días para arrancar”. “Nunca se ha hecho una contratación tan masiva en Educación”, apunta el diario.

Y es vital que los docentes estén preparados para impartir docencia haciendo uso de las tecnologías educativas, ya que el modelo meramente presencial no atraviesa uno de sus mejores momentos ante la amenaza del virus. Es por ello, que los centros educativos durante este próximo curso tendrán que demostrar que son capaces de operar a pleno rendimiento en cualquier modalidad de docencia, tal y como sucedió en la prueba de fuego a la que se tuvo que hacer frente en la recta final del curso pasado.

Dominar las tecnologías educativas, una “necesidad” del docente

Es una realidad que la educación demanda, cada vez más, profesionales bien formados en lo pedagógico y que además tengan un amplio conocimiento en las tecnologías de la información y la documentación. El cierre de las aulas presenciales por la COVID-19 ya nos alertó de esta gran necesidad.

Ser docente en los tiempos que corren, implica dominar las tecnologías educativas. Por ello, es necesario dar un salto cualitativo en la formación adquiriendo las competencias necesarias para poder dominar estas tecnologías y aplicarlas al aula innovando, favoreciendo así el aprendizaje de los alumnos.

Cursando el Máster Universitario en Tecnología Educativa y Competencias Digitales Docentes + Diploma en Neurotecnología Educativa, se adquiere la formación necesaria para adquirir un alto nivel de competencias digitales que identifican a un docente “como el profesor del siglo XXI”.

Además, se profundiza en la importancia de la transformación digital en el centro educativo. Al cursar esta titulación tendrás la oportunidad de conocer las últimas tecnologías en el campo de la gamificación, de las APPS educativas y de las herramientas digitales o la programación y robótica.

El nivel de competencias digitales de los profesores es cada vez más tenido en cuenta para poder dar respuesta a la docencia de calidad en cualquier escenario que pudiera darse en tiempos de crisis sanitaria.

Cursando este máster de OpenUAX también obtendrás un Diploma en Neurotecnología Educativa, para así complementar tu formación fusionando cerebro y tecnología. ¿Cómo funciona el cerebro ante la tecnología y cómo la tecnología ayuda al proceso de aprendizaje? No esperes más y adéntrate en un programa formativo completo y de gran necesidad para el profesional de la docencia del siglo XXI